|

24/06/2018 / Comments (0)

Cinco días para GTP 2018

Pepe en GTP 2018
Parecía que no iba a llegar nunca, pero ya está aquí el GTP 2018; el Gran Trail Peñalara; entre el 29 de junio y el 1 de julio de 2018, estaré disputando la mítica prueba de la Sierra de Guadarrama.

“Tan sólo” 115 kilómetros y un desnivel positivo acumulado, subiendo y bajando los míticos picos de la Maliciosa, Morcuera, Peñalara, el Reventón, y otros, me separan de lograr el segundo hito del reto 100Kcon100K, en favor de los niños con cáncer, en favor de la Fundación Aladina.

El GTP es la típica carrera por montaña que todo aficionado al trail running tiene marcada como pendiente, al menos una vez en la vida. Le tenía ganas, muchas ganas desde hace tiempo. Y sin duda, me viene esta oportunidad en el mejor momento, con ese punto de motivación extra que le da el reto solidario.

El GTP se ha convertido en sus diez ediciones en una de las carreras de trail de referencia en el panorama nacional: por organización, por relevancia, por entorno, por nivel de los corredores, por exigencia física y mental, por ser carrera clasificatoria para el Utra Trail del Mont Blanc (UTMB), y una de las pocas de Europa clasificatoria para la Western State 100 millas.

Por todo esto, no es fácil conseguir un dorsal para disputar el Gran Trail Peñalara.

¿Cómo conseguir Dorsal para GTP?

No todo el mundo aficionado a las carreras populares puede optar a competir en el GTP; lo primero de todo, tienes que demostrar cierta experiencia en el mundo del trail running, lo que se traduce en haber corrido una de las carreras clasificatorias indicadas por la organización, en un plazo no anterior a los 18 meses de la fecha del GTP que quieras disputar.

Es decir, si quieres competir en el GTP 2018, debes haber completado una de las carreras de montaña que figuran en la lista de clasificatorias después de noviembre de 2016.

El paso lógico es disputar el TP60, la hermana menor del Gran Trail Peñalara, y al año siguiente dar el salto al GTP.

Como en 2017 estuve en su mayor parte en el dique seco de la competición en carreras de trail, el derecho lo obtuve con la Ultramaratón de Jarapalos de 2016, disputada en noviembre. Por los pelos, pero logro desbloqueado, jeje,

Momentos de la Ultramaratón de Jarapalos 2016

Única edición del ultramaratón de Jarapalos. Disfrutada con los CxC.

 

Finisher ultramaratón jarapalos

Prenda Finisher Ultramaratrón Jarapalos 2016

Una vez conseguido, viene casi lo más difícil, que no es otra cosa más que salir agraciado en el sorteo.

Y es que tanta gente quiere competir en el Gran Trail Peñalara, que la organización tiene que realizar un sorteo entre todos los que aplican; afortunadamente, el boom de las carreras de montaña parece que se está reduciendo, y este año no ha sido tan complicado conseguir ser uno de los agraciados.

Por último, en todas las carreras de la Spain Ultra Cup, hay que acreditar estar en buena forma física para afrontar la prueba mediante un informe firmado por un médico profesional.

En mi caso, el informe me lo firmó el médico supervisor de la ergometría que me hice en Ciudad Real, al comenzar el plan de entrenamiento con los buenos de Kardiomultisport.

Mi historia con el Gran Trail Peñalara

Como digo, tenía el GTP entre ceja y ceja desde el principio, y desde 2015 traté de acercarme de alguna u otra manera.

GTP 2015: Voluntario en Peñalara

En 2015, con poca experiencia en las carreras de montaña, decidí apuntarme como voluntario; si no lo habéis hecho nunca, pero sois aficionados a las pruebas populares, os recomiendo que lo hagáis.

Es una ocasión única para conocer la prueba desde dentro, echar una mano, y ver a todos los corredores pasando. Vaya caras de sufrimiento; ahí te das cuenta de lo duro que es una carrera de este tipo.

El aliciente, en este caso, era la gran partida de corredores de Ciudad Real conocidos que iban a hacer al TP60 o el GTP.

Conseguí entrar en el puesto de Peñalara, KM 76 de la prueba reina, en el primer turno de la mañana.

Vivac la noche anterior, primer contacto con el risco de claveles, y un lujo poder orientar y ayudar a corredores propios y extraños.

Mi participación quedó inmortalizada en el vídeo oficial de la prueba, minuro 3.03, grabando al bueno de Miguel Heras, que, posteriormente, fue el vencedor ese año.

GTP 2016: Cross Nocturno Navacerrada y subida al Reventón

En 2016 intenté entrar en el sorteo del TP60… Imposible; la gran cantidad de inscritos me dejaron fuera.

Para quitarme la espinita, decidí hacer, junto con LIdl, el Cross Nocturno Navacerrada, justo antes de la salida del GTP de ese año.

10 kilómetros por los alrededores de Navacerrada que me supieron a gloria, viendo el ambiente precarrera y pudiendo animar a los corredores que tomaron la salida ese año; en especial a Pelu y Toni, compañeros CxC que se año tomaron la salida.

Al día siguiente, para completar nuestro periplo, acompañamos a Pelu en su subida al Reventón desde Rascafría.

 

Paseo de los españoles en el CNN 2016

Paseo de los españoles; punto neurálgico del GTP en Navacerrada.

Subida puerto del Reventón con Pelu y Lidl

Diferentes momentos de la subida al Puerto del Reventón con Pelu y Lidl; estaba más fino, pardiez!

Mientras esperábamos, además, tuvimos la oportunidad de saludar a Guti, compañero que hacía el TP60, y a otros amigos Zenagas, nuestro club amigo de corredores de montaña de Puertollano.

GTP 2017: Lo que no te mata

En 2017, con dorsal conseguido, tuve que vivirla desde la distancia.

La maldita enfermedad me tuvo alejado del GTP.

Tiempo de reflexión, de lucha, de sufrimiento, de entrega. Prometí volver, y prometí hacerlo por todos aquellos niños que luchan en silencio día a día contra la carrera de ultradistancia más importante de sus vidas.

GTP 2018: Por fin nos enfrentamos

Ya está aquí; el coco; la carrera de montaña a la que tenía ganas; el GTP 2018.

Inspirado por ellos, por todos los niños con cáncer, sé que disfrutaré cada momento; y sé que terminaré. Por ellos.

Nervios, miedos, inseguridades, ansia… Todos los sentimientos se juntan a la vez; todas las horas de entrenamiento que te privan de otras obligaciones, pasan por delante de tu mente, repasando los momentos buenos, los malos, y los regulares.

Supongo que nadie sabe si está preparado o no, pero me pondré en la línea de salida con todas las ganas e ilusión del mundo, arropado por compañeros CxC y amigos hechos en otras competiciones, como la THT, y apoyado en la distancia por el resto del equipo 100Kcon100K.

¿Estrategia? ninguna. Intentar apretar en la primera parte hasta el kilómetro 42, punto de corte de La Morcuera, el más exigente del recorrido.

A partir de ahí, apretar los dientes, pensar mucho en Susana, en Claudia, en la Fundación Aladina, y dar un paso más, siempre un paso más; siempre, un paso más.

Last modified: 25/06/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *